"3 artistas para seguir de cerca"

SPAM

Mujeres en ascenso

"3 artistas para seguir de cerca"

Mujeres en ascenso

Compartila:
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Desde hace dos siglos las mujeres occidentales vienen tratando de escudriñar y liberarse de los lazos de sometimiento que a través de diversos mecanismos, los hombres han sabido encomendarles. En nuestro país la lucha iniciada por las mujeres anarquistas lleva mucho más de un siglo y ese impulso primal no ha parado de tomar velocidad después de Virginia Bolten, Elvira Rawson y Eva Duarte. Su última ola, denominada “Ni Una Menos”, le da consistencia a un mensaje de igualdad que ha llegado a las masas como nunca antes y que viene cargado de iniciativas dirigidas a la igualación de salarios, la desexualización de los cuerpos y el desentramado de las represiones contenidas en el lenguaje, pero que apunta en primera instancia a detener el flagelo social que hoy se manifiesta en una aterradora epidemia de femicidios.

Si a este conjunto de herramientas, consignas y leiv motivs le sumamos un ímpetu arrollador y una capacidad proporcional a la empresa, no nos será difícil observar como el feminismo rápidamente se ha convertido en el gran “ismo” de este joven siglo XXI y como muchas de sus impulsoras no solo ocupan los espacios a los que han accedido a fuerza de lucha y talento sino que además se ponen la camiseta verde y desde ese lugar de visibilidad alimentan y empujan a sus compañeras en el mismo sentido.

Agustina Becares
Agustina Becares lleva su folk a otra dimension en su nuevo EP. Ph.: Agustina Agost.

En ese contexto, una  avalancha de mujeres le pone cara a una escena que cada vez les otorga más espacio, pero al mismo tiempo esa situación no evita que se fien del statu quo y de los derechos conquistados en el aire. Es por eso que han preferido poner los avances por escrito y plasmar aquella necesidad en la LEY 27.539 de “Cupo Femenino y Acceso de Artistas Mujeres a Eventos Musicales” que garantiza la presencia femenina con un mínimo del 30% para las ocasiones en las que se presenten más de 10 artistas.

Nancy Arts
Los 3 simples de Nancy Arts están cargados de frases incendiarias. Ph.:@mat.art.20

En esta oportunidad, no hablaremos de las pioneras de la música nacional como Gabriela o Celeste Carvallo, ni de las Viudas e Hijas de Roque Enroll y mucho menos de Cantilo, Lizarazu o Puyó. Es tiempo de corrernos del eje que marcan aquellas artistas consolidadas del mainstream argentino e incluso dejar de lado la obra de quienes mayor éxito han cosechado en la última década, como las hermanas Bertoldi (Lula y Marilina), Barbi Recanati o las numerosas protagonistas de la reciente escena trap. En su lugar, dirigiremos la atención hacia tres mujeres que por razones específicas y evidentes vienen destacándose en su oficio, en muchos casos partiendo bien desde abajo y, como nos gusta en SPAM, apostando fuerte a la autogestión. La playlist que acompaña a esta publicación ha sido curada en ese sentido y es un intento por dar a conocer voces que, si bien aún no han penetrado en el sector hegemónico de los medios, vienen haciendo sobrados méritos para ello desde hace ya varios años.

Clara Besfamille
Clara Besfamille no para de innovar en su nuevo disco “Mutantes”. Ph.: Lampeduza

Agustina Becares es oriunda de Mendoza, bajista en sus comienzos, devenida en  guitarrista y cantante  luego, viene editando material desde 2013 con una lógica folk que ha virado progresivamente hacia el pop a medida que han pasado los años, las giras y las experiencias. Su último EP titulado Breve relato de un suceso irreversible” es un compendio de colchones sintetizados y beats de programación que sirven de vehículo para un puñado de canciones simples y directas que recorren el arco de las emociones íntimas con una voz que, por momentos susurrada, da una sensación de proximidad que sin dudas ha sido muy buscada por su productor Andrés Ceccarelli, quien la acompaña casi desde sus comienzos. De aquel trabajo se destacan “El Camino”, por su búsqueda original en pos de fusionar el folk eléctrico con las cajas de ritmo, y “Sobreviviendo”, donde apreciamos la incorporación de atmosferas  a la lógica que la artista viene craneando desde hace algún tiempo. Sus discos anteriores, y en particular Lupa (2013), son colecciones de guitarreadas primaverales magnificas que se engrandecen en el ámbito del estudio de grabación y que siete años después siguen sonando leales a su esencia, mientras la dulzura de su voz se mantiene impoluta, pero vestida ahora con ropajes electrónicos que reconfiguran el resultado para entregarnos arreglos pensados hasta el hartazgo, atmosferas placidas y una nueva concepción del ritmo.

Clara Besfamille viene trabajando hace más de una década en el oficio de hacer canciones, de sus comienzos en Valeu pasó en 2012 a darle forma a una carrera solista que ya cuenta con dos álbumes, el último de ellos editado hace apenas unos meses. La encontramos colaborando en trabajos de Miss Bolivia, La nube Mágica y La Liga, entre otros,  y ha sido participe de decenas de proyectos, presentaciones y festivales.  Es co-fundadora del sello discográfico Outra, que cuenta con una fuerte impronta feminista y un catálogo de músicas para nada desdeñable. Su último álbum es una apuesta arriesgada y prolija, que pone el foco en las letras y aguarda el momento indicado de la canción para apelar a un clímax intenso y emocionante donde la amplia instrumentación pueda aprovechar las facilidades que brindan los crescendos para llegar a lugares impensados, como se verifica en “La Electricidad” o “Caer”. El esfuerzo es acompañado por la sinergia que supone la mezcla de percusiones innovadoras, trompetas, sinthes, pianos, bronces, congas y hasta una pequeña filarmónica que encapsula su música y al mismo tiempo le da una amplitud y una llegada propicia para pintar paisajes distintos en cada canción.

Nancy Arts se apoya en bases minimalistas próximas al rap para ir construyendo relatos ahogados de realidad que intentan retratar, con una honestidad brutal y sin muchos rodeos, la cotidianeidad del área metropolitana de Buenos Aires. Con 3 simples debajo del brazo y un hambre de denuncia intenso, profesa un compromiso profano e infranqueable con el movimiento feminista que, convertido en el tema central de su obra, le sirve de punta de lanza para abordar estilos diversos como el trap, el rap, la canción urbana y el reggae que cristaliza en himno feminista para la brillante “Ahora nos ven”.  Su carrera artística comenzó a una edad muy temprana convirtiéndose primero en actriz de teatro y encaminándose luego  hacia la dirección y la dramaturgia, para terminar desembarcando recientemente en un genero urbano que hace gala de la diversidad sonora y saca a flamear las banderas sociales que la acompañan desde hace una década. Desde 2017 deambula por el mundo de la rimas desbaratando el sentido común vernáculo con la contundencia marcial de su lengua, que la inclina, sin hesitaciones, sobre el lado del arte frente al del entretenimiento, en el espacio del reclamo adverso a una realidad dolorosa y en la esquina de la convicción política opuesta a la cobardía que supone mirar a la realidad con ojos indiferentes.

Son muchas, y no solo tres, las mujeres que de a poco comienzan a conquistar la escena musical de la que habían sido parcialmente desterradas. Llegan con propuestas frescas y viejas consignas que hacen eco en una generación más militante y proclive al mensaje que resuena en el aire. A cada momento surgen nuevas artistas que nos deslumbran cuando ingenuamente lo creíamos todo inventado y que poseen un nivel de compromiso,  organización y solidaridad que se convierte en la llave para cumplir los objetivos históricos de un movimiento que va mucho más allá de la escena musical.

Disco de la semana: Long Gone Before Daylight, de The Cardigans.
Cancion de la semana: A good horse, de The Cardigans.

Long Gone… es un disco brillante, prácticamente un grandes éxitos de la banda sueca.

AUTORES: