Los pantanos del agronegocio: arden los humedales

"La función principal de los humedales es que actúan como filtradores naturales del agua."

"La función principal de los humedales es que actúan como filtradores naturales del agua."

Los pantanos del agronegocio: arden los humedales

Compartila:
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

La situación que se vive en el Delta del Paraná es, a esta altura, insostenible. Miles de personas nos reunimos sábado tras sábado para defender la tierra que nos vio nacer y nos cobijó, pero esta lucha necesita que todos tomemos conciencia de su importancia.

Los humedales son superficies temporal o constantemente inundadas, interrelacionados con los seres vivos que habitan en ellos y se encuentran regulados por las condiciones climáticas. La función principal, aparte de ser un gran ecosistema y un importante hábitat para muchos seres vivos, es que actúan como filtradores naturales de agua. Esto se debe a que sus plantas hidrófitas (plantas adaptadas a medios húmedos o acuáticos tales como lagos, charcos, estanques, estuarios, pantanos, manglares, orillas de ríos o lagunas marinas)  almacenan y liberan agua a través de sus tejidos, los cuales funcionan como filtros.

humedales agronegocio delta del parana

El agua de los humedales puede ser dulce, salada o salobre y otro aspecto a tener en cuenta es su función como reservorio de biodiversidad.  Las especies de animales pueden habitar estas tierras de manera permanente o temporal, por eso las tierras húmedas poseen importancia institucional, los peces y las aves son capaces de migrar largas distancias traspasando fronteras nacionales. En consecuencia, la destrucción o degradación de estos ecosistemas en un país puede impactar directamente sobre los recursos biológicos de otros.

Los humedales del Delta se están quemando intencionalmente frente a nuestros ojos hace más de seis meses. Mejor dicho, hace más de seis meses este año, ya que es una práctica ilegal que determinados sectores vienen realizando sobre los humedales hace mucho más tiempo.

El 2020 fue terrible, dado que a las quemas se les suma una sequía y bajante histórica del Río Paraná. La gran cantidad de biomasa seca potencia los focos de incendio y una vez que el fuego prende, no hay nada que pueda detenerlo. Los incendios se desarrollan principalmente en la provincia de Entre Ríos, afectando también tierras santafesinas y bonaerenses. 

Quienes impunemente llevan adelante estas quemas, necesitan tierra arrasada para poder seguir adelante con sus negocios particulares.  Un sector del empresariado agropecuario busca “mejorar la pastura de los campos de las islas” sin tener en cuenta que las islas no son campos, sino tierras flotantes.  La pastura, la vegetación del humedal, aunque no es de utilidad para las vacas, es perfecta y no necesita ser mejorada.

humedales agronegocio delta del parana

Pero, ¿Por qué llevar vacas a un lugar que no es apto para ellas? Desde que en 1996 el país le abrió de par en par las puertas a Monsanto para que introduzca sus semillas transgénicas, la Argentina se ha ido convirtiendo de a poco en este gran sojal que es hoy en día. Un sojal qué, cabe aclarar, no puede funcionar sin la combinación de agrotóxicos que no sólo influyen sobre la soja, sino que también se esparcen sobre las aguas, los suelos, y las comunidades rurales. Este modelo agroproductivo basado en el monocultivo, ha ido desplazando la actividad ganadera hasta el punto de querer “pampeanizar” las islas para llevar ganado.

Por otro lado, hay grandes terratenientes y empresarios inmobiliarios que especulan con lotear la zona de islas en el Delta del Paraná para comenzar a construir sobre los humedales. Sin dudas, un hermoso lugar para vivir. Pero, ¿a qué costo?, o mejor dicho ¿a costa de quién? Toda la naturaleza y biodiversidad que hace de ese lugar un sitio mágico y hermoso, terminará muriendo si se empiezan a autorizar este tipo de prácticas depredatorias.

Sean cuales sean las causas y los motivos de quienes llevan adelante estas quemas, no está en la ciudadanía la responsabilidad de investigar las cuestiones de fondo ni de averiguar quiénes son las cabezas responsables, ya que para eso tenemos un Poder Judicial que se presupone autónomo. Lo que sí está en nuestras manos es la posibilidad de visibilizar la problemática, rechazando cualquier iniciativa que haga que un puñado de personas traten de esta manera a nuestros ecosistemas, amenazando la vida de miles de ciudadanos, y sobre todo de las próximas generaciones, que serán quienes más sufran semejante ecocidio.

No sólo están quemando la flora nativa de los humedales que tardará muchísimos años en poder autoregenerarse, no sólo están asesinando la infinita cantidad de animales autóctonos que encuentra allí hábitat, alimento y refugio. No sólo están condenando a los millones de habitantes que vivimos sobre el Delta a contraer una enfermedad respiratoria causada por el humo que llena el aire de toxicidad, sino que lo más terrible de todo esto (si es que se puede poner un orden de tragicidad) es el arrase sistemático de uno de los ecosistemas más biodiversos del planeta. Los humedales tienen múltiples funciones para el buen desarrollo de la vida: suministran agua dulce, retienen nutrientes contaminantes, almacenan carbono desacelerando el cambio climático y evitan inundaciones. 

humedales agronegocio delta del parana

Las avasallantes actividades extractivistas y el afán de algunos por llenar sus bolsillos de dinero, están destruyendo un ecosistema vital para la supervivencia humana.   Mientras, los fiscales y los jueces federales, los gobernantes en todos los niveles del Estado, el poder legislativo, ¿Miran para otro lado o no están a la altura de las circunstancias? ¿Son cómplices o ineptos? ¿Son parte del problema o quieren ser parte de la solución? 

Los humedales son zonas dinámicas expuestas a la influencia de factores naturales y humanos. Para mantener su productividad y diversidad biológica, y hacer posible el aprovechamiento de sus recursos por la comunidad, resulta fundamental lograr un acuerdo entre las distintas partes involucradas, implementando las medidas necesarias para evitar la alteración de sus características ecológicas , identificando y regulando las actividades que amenazan su integridad.

Es imprescindible una ley que contemple la conservación, la protección, la recuperación ecológica del daño y el uso racional, sustentable y AMOROSO del humedal. Con esto me refiero al mantenimiento de sus características ecológicas (componentes, procesos y beneficios que brindan estos ecosistemas), mediante la implementación de medidas dentro del enfoque del desarrollo sostenible. 

Es urgente una Ley de Humedales, Argentina se la debe hace muchísimo tiempo, que no sólo protegerá los humedales del Delta del Paraná, sino el 21,5% del territorio argentino que es considerado humedal. Si el Estado no regula, el mercado destruye. 

humedales agronegocio delta del parana

Es indispensable la prohibición de cualquier actividad productiva a gran escala desde el momento de la sanción de la Ley. Una vez aprobada, se les dará a las provincias un tiempo determinado (según los proyectos que ingresaron al Congreso en 2020, entre 3 y 7 años) para que hagan relevamientos territoriales de los humedales. Si no protegemos nuestros ecosistemas durante esos períodos, corremos el riesgo de llegar demasiado tarde y entrar en un colapso ambiental de no retorno. Recordemos que cuando fue sancionada la Ley de Bosques, y mientras las provincias realizaban sus inventarios, tuvimos los mayores picos de deforestación de la historia Argentina. 

El artículo 41 de la Constitución Nacional establece que “todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo.” ¿Estamos acaso pasando por encima de la Ley suprema del Estado argentino? ¿Estamos condenando a los suelos fértiles de nuestro país a ser exprimidos hasta la última gota para generar ganancias que luego serán mal distribuidas?

Si perdemos la lucha ambiental, ninguna otra lucha tendrá sentido.

#HASHTAGS: delta | humedales | quema

AUTORES: