Compartila:
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

La llegada de las nuevas tecnologías nos ha dado más herramientas y posibilidades, pero el espacio virtual también trajo nuevos potenciales peligros a los cuales debemos estar atentos.

Se llama grooming a la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un niño, niña o adolescente (en adelante NNyA) mediante el uso de Internet, o cualquier otra tecnología de transmisión de datos (redes sociales, páginas web, aplicaciones de mensajerías como whatsapp, etc.) [1]

Los adultos que acosan virtualmente a NNyA suelen generar un perfil falso en una red social, sala de chat, plataforma de juegos, etc., haciéndose pasar por un chico o una chica, buscando generar una relación de confianza. Para lograrlo, aprovechan la información disponible en los perfiles de lxs NNyA y así dar comienzo a un vínculo. Esto incluye con frecuencia confesiones personales e íntimas entre el/la NNyA y el acosador. De esta forma empieza a consolidarse la confianza entre ellxs. El tiempo para que esto suceda, puede variar ya que el objetivo del acosador puede darse en una sola conversación, o demorar días, meses o incluso años.

Dado que el objetivo del acoso es siempre de carácter sexual, generalmente aparece el pedido de imágenes y videos íntimos. Cuando el acosador consigue la foto o video, empieza el período de chantaje en el que se amenaza a la víctima con hacer público ese material si no entrega más, y/o bien exige las claves de acceso a cuentas personales. En casos más extremos, el chantaje puede llegar a producir un encuentro personal.

Es fundamental tener en cuenta que en todos los casos de grooming, hay un aprovechamiento de la confianza de NNyA, y su manipulación a través de amenazas, chantajes, las cuales tienen mayor asidero en esta población en función de su edad y las características propias de la misma.

¿Qué sucede con el grooming en el marco de la pandemia? ¿Hay estadísticas?

El acoso sexual virtual o Grooming a NNyA es delito en Argentina desde el año 2013. Según el cuerpo de investigaciones Judiciales desde el 2012 se han relevado más de 25.000 casos de Grooming mientras que desde 2015 los casos aumentaron 1.600% [2]

El Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires informó que durante la cuarentena aumentaron un 30% las denuncias por grooming y viralizaciones de imágenes con contenido de abusos sexuales contra NNyA.

Como se dijo, el grooming se configura como delito recientemente y se ve incrementado con el uso cada vez más extendido de las plataformas digitales a más temprana edad. Es sabido que durante la pandemia, la conexión tecnológica se diversificó aún más y resulta el modo de contacto predominante con otras personas, cuando no el exclusivo. Trabajamos, estudiamos, hablamos con amigxs, familia, hacemos pedidos de comida, de ropa, de servicios, nos informamos, etc., vía internet o telefonía. Y también es un espacio para conocer y socializar con otrxs.

Es necesario entonces poner la misma atención y recaudos que le ponemos a cualquier otro espacio y enseñar a lxs NNyA sobre los cuidados necesarios de acuerdo a su edad.

Ocurre en general, que lxs adultxs no están familiarizadxs con estos espacios y uso de tecnologías o desconocen su alcance y cómo establecer límites en su utilización. Asimismo, cuesta pensar el hecho de que lxs hijxs puedan correr peligro en su propia casa y en presencia de un adultx.

Por eso es importante saber que existen formas de restringir el acceso a determinadas páginas o bien, configurar perfiles y privacidad en las redes sociales. Pero además, es necesario hablar con los NNyA de los peligros con los que pueden encontrarse, de la misma manera que lo hacemos cuando salen a la calle, al colegio, a la plaza con sus amigxs, etc. Dado que, en la actualidad, se presenta como otro espacio por el que circulan y socializan.

¿Qué consejos podemos brindar para prevenir ser víctimas de esta práctica?

Dado que el grooming tiene un componente sexual, defendemos la ESI en todos los espacios. La importancia de hablar con NNyA sobre sexualidad y cuidados acorde a su edad, es esencial a la hora de prevenir delitos sexuales como el grooming, entre otros.

En el tiempo que llevamos trabajando la temática, nos encontramos con niñxs y adolescentes que los mueve la necesidad de socializar y de establecer contactos con otrxs. Lo importante es acompañar con información para que puedan establecer o generar vínculos saludables, a la vez que puedan identificar aquello que no lxs haga sentir bien y sepan qué hacer o pedir ayuda.

Por ello es importante generar espacios de diálogo y escucha con lxs NNyA, para fortalecer un vínculo de confianza que les permita hablar de aquellos temas que les preocupan, tienen dudas o para pedir ayuda.

Teniendo esto en cuenta, se recomienda como herramientas de prevención:

Aprender y enseñar a usar las redes sociales e Internet en general de forma responsable, así como también darles información acerca de las herramientas de protección, como configuración de filtros de privacidad, en función de los riesgos que ello puede conllevar. Según la edad definir en forma conjunta los hábitos de uso de estos espacios, con niveles de participación y acompañamiento.

Asimismo, explicarles la importancia de no compartir claves, información personal como nombres completos y datos personales e imágenes.

Conversar sobre la noción de privacidad, generando en forma conjunta un pensamiento crítico a la hora de publicar información o imágenes en las redes. Crear espacios de encuentro relacionado al uso responsable de Internet y las redes sociales.  El diálogo y la confianza entre NNyA y adultos es fundamental para la prevención.

Poner atención a posibles cambios de conducta o ciertos indicadores de cambio de humor de lxs NNyA. 

¿Qué hacer si ocurre?

Se observa en la mayoría de las situaciones el efecto de culpa, vergüenza y miedo que provoca la amenaza de socializar las imágenes o videos en sus vínculos de afecto, amistades o familiares y el efecto de retroalimentación de la situación. Por un lado, el niño, niña o adolescente se siente culpable porque ya ha enviado material y por otro, siente miedo por lo que puede suceder si deja de hacerlo.

Por eso es importante hablar con tu hijx y acompañarlx sin culparlo ni cuestionarlo.

En caso de que se dé una situación de Grooming, se recomienda no borrar ningún contenido de la computadora o teléfono celular, ni tampoco denunciar al perfil acosador en la red social o plataforma web. Esto es para que, una vez hecha la denuncia, la fiscalía tenga la mayor cantidad de datos disponibles para investigar. Pero si esto ocurrió, no es un obstáculo para denunciar.

Se pueden comunicar a la Línea 137 en todo el país, o bien a la línea 102 de niñez o la que corresponda según el lugar de residencia (se puede consultar en https://www.argentina.gob.ar/linea102 ) o los canales de denuncia como el Ministerio Público Fiscal.


[1] https://www.argentina.gob.ar/grooming

[2] ONG Grooming Argentina. Entrevista publicada en Revista Colegio Edición 79, Abril-Mayo 2018

AUTORES: